ALEX ALARCÓN NUEVAMENTE CON LA ORQUESTA SINFÓNICA DE CUENCA

Boletín de Prensa # 038

Cuenca, noviembre 5 de 2018

ALEX ALARCÓN NUEVAMENTE CON LA ORQUESTA SINFÓNICA DE CUENCA

La Orquesta Sinfónica de Cuenca, bajo la batuta del maestro Michael Meissner, Director Titular presenta el concierto para esta semana que cuenta con la participación del destacado pianista ecuatoriano, Alex Alarcón Fabre. El viernes 9 de noviembre a las 20:00 en el teatro Carlos Cueva Tamariz. La entrada es LIBRE hasta llenar aforo. Este es el repertorio:

Fantasía Ecuatoriana. Corsino Durán Carrión. Violinista y compositor ecuatoriano, nacido en Santa Isabel-Azuay en 1911. Se traslada a Quito en 1932 y estudia en el Conservatorio Superior Nacional de Quito gracias a una beca que le otorga Sixto María Durán. En esta institución fue alumno de insignes músicos pedagogos. En la segunda mitad de los años 30 encabeza una campaña para que se funde un Conservatorio en la ciudad de Cuenca, logrando su objetivo. Fue un músico muy capaz, destacado e inquieto. Tenía una gran actividad política-cultural que le costó dos expulsiones del Conservatorio, del que luego llegó a ser profesor y Rector. En 1942 fundó el Sindicato Ecuatoriano de Artistas Músicos (SEDAM). El objetivo de este gremio era luchar por la reivindicación de los derechos del músico. Durán fue el pilar fundamental para la creación de la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador. Músico académico nacionalista que desarrolló un estilo compositivo con planteamientos de renovación de la música ecuatoriana. Su obra se caracteriza por el esmerado tratamiento que dio a sus composiciones musicales, cuya factura es de gran elaboración.

Michael Meissner, quien editó esta importante obra del pentagrama ecuatoriano nos dice: “La obra Fantasía ecuatoriana es una obra inconclusa, el editor tuvo que agregar un final contundente (tomado de la misma obra), así como trabajó también en las dinámicas, completó la parte de las percusiones y corrigió unos pocos errores en las notas. Sin embargo, cree que la obra muestra el manejo armónico magistral de Durán, que eleva las melodías de corte folklórico a nivel de un poema sinfónico de alto valor que abarca una amplia gama del sentimiento nacionalista ecuatoriano, desde momentos melancólicos hasta lo festivo.”

Concierto Fantasía en sol menor para piano y orquesta N° 2. Luis Humberto Salgado. Este concierto fue compuesto en versión a dos pianos en 1948, y ganó el primer lugar en el II Concurso Nacional de Música organizado por la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Al respecto del concurso se menciona lo siguiente: “la obra que mereció verdaderamente una ovación y a la cual el Jurado había concedido el primer premio fue el Concierto para piano y orquesta del profesor Luis H. Salgado, es una obra de espíritu nacionalista y técnica muy moderna que fue interpretada a dos pianos y reveló al público las grandes posibilidades de nuestra música nacional.” La interpretación estuvo a cargo del compositor junto a su hermano Gustavo Salgado.

Al igual que el concierto para piano N° 1, el Concierto Fantasía en sol menor está escrito en un solo movimiento, con la característica compositiva de las obras de la década del 40 del siglo pasado, donde hace un acercamiento hacia los ritmos vernáculos y la pentafonía, utilizando la fantasía como un recurso formal para desarrollar los géneros ecuatorianos.

El concierto inicia con un tema pentafónico en los cellos y clarinete, donde se enlaza con unas cadenzas del piano, para finalmente desarrollar un diálogo entre la orquesta y el solista, que evoluciona durante todo el concierto a través del Moderato, Allegretto (Albazo), Larguetto y el Allegro (San Juanito). Alex Alarcón

Sinfonía N° 8 en Fa Mayor, op. 9. Ludwig van Beethoven. Esta sinfonía, que Beethoven llamaba pequeña para distinguirla de la precedente, la gran Séptima, fue juzgada por Wagner con el siguiente comentario: “Jamás arte alguno en el mundo había creado una obra tan serena… Su audición es la liberación de todo pecado”.

Parte fundamental de esta sinfonía es un elemento característico del arte romántico, el humor. Este humor se manifiesta en muchas formas y en muchos lugares durante la sinfonía: cierta desproporción entre temas y desarrollos, modulaciones, pausas y cambios dinámicos bruscos, la ausencia de un movimiento lento, una larga lista de humor musical sutil, una fiesta de crítica musical para conocedores. Para menos conocedores quizás faltan otros elementos beethovenianos: lo patético, heroico, dramático, desolado y lo grandioso, pero siempre existía esta faceta humorística en la vida y obra de Beethoven, que en esta sinfonía se manifiesta casi omnipresente.

Beethoven dedicó esta sinfonía a su amigo Johann Nepomuk Mälzel, inventor del metrónomo, del cual hizo una divertida apología en el segundo movimiento, el picante Allegretto. Para la Allgemeine Zeitung, este Andante es la verdadera coronación de la música moderna, y, según Berlioz, “una de las cosas más deliciosas que existieren en música”. El primer movimiento, Allegro vivace e con brio está lleno de sorpresas formales y de un dinamismo casi insolente. El Minueto podría recordar la reunión de campesinos de la Pastoral; en cuanto al Final, donde encontramos a veces el eco de un tema húngaro, este movimiento está por si sólo más desarrollado que las tres primeras partes reunidas.

¡¡Amigos queridos siempre les damos motivos especiales para estar con nosotros, así que ya saben todos cordialmente invitados!!

Búsquenos en www.sinfonicacuenca.gob.ec Facebook, Twitter, Instagram




Notice: add_option fue llamado con un argumento que está obsoleto desde la versión 2.3.0 y no hay alternativas disponibles. in /home/lamotor5/public_html/sinfonicacuenca.gob.ec/wp-includes/functions.php on line 4048